En esta entrada del Blog de Píntega Xardíns vamos a tratar de exponer algunos consejos que pueden ayudarte a cuidar adecuadamente los árboles del género de los Cítricos.

Características de los Cítricos.

Antes de empezar a hablar de los cuidados que necesita un cítrico, es importante conocer sus características y condiciones idóneas de emplazamiento, ya que por muy bien que se cuide una planta si el lugar en el que se desarrolla no es el idóneo  nunca vamos a conseguir que crezca en buenas condiciones.

Los Limones, Pomelos, Mandarinas, Naranjas amargas y dulces, Limas, Kumquats pertenecen al género de los Citrus. Se caracterizan por ser arboles pequeños, muy ramificados. Pueden alcanzar una altura de entre 3 y 12 metros y una copa de 2 a 8 metros.

Árbol de pomelos

Pomelo

Árbol de naranjas

Naranjo

Árbol de mandarinas

Mandarino

Árbol Kumquat. Naranja china enana.

Kumquat

 

 

 

 

Son de hoja perenne y aromáticas. Tienen varias floraciones al año dependiendo de la temperatura y del agua que dispongan, pudiendo coincidir floración y fructificación.

¿Dónde plantarlos?

El rango de temperatura ideal para los cítricos es de 15º a 30º, en zonas de clima templado pueden soportar temperaturas esporádicas de 0ºC, las heladas puntuales no los matan pero si pueden dañas las hojas de la parte exterior de la copa que están más expuestas, en zonas de interior con heladas continuadas es aconsejable cubrir la copa con una malla anti heladas.

El emplazamiento ideal para un cítrico es un lugar soleado, protegido de los vientos del norte y de la brisa marina. A la hora de la plantación al principio no necesitan suelos demasiado fértiles pero si es importante que drenen bien y sean ligeramente ácidos, muchos de los problemas de los cítricos derivan de plantarlos en lugares inadecuados, los suelos encharcados provocan un mal desarrollo, podredumbres, mala fructificación, etc…

Cuidados necesarios para un cítrico.

Una vez que ya sabemos las condiciones óptimas y el lugar donde debemos plantarlos veremos los cuidados necesarios para el mantenimiento, estos son similares a los de otros árboles frutales, en los primeros años de la planta requieren abonos más altos en nitrógeno que favorezcan el crecimiento y una vez que la planta es adulta emperezaremos a utilizar abonos con menos nitrógeno y más potasio para favorecer la fructificación. Antes de abonar es aconsejable eliminar las hierbas de la base del árbol, el abono lo aplicamos para alimentar  al árbol y no a las malas hierbas que nacen a su alrededor. Preferiblemente se debería abonar con una abono mineral de liberación controlada y en dosis pequeñas, bien repartidas y periódicas ( 1 kg por árbol al año).

Si quieres más información sobre un buen abono orgánico para cítricos te recomendamos que pinches en el siguiente enlace de Planta Jardín 

En invierno es recomendable realizar alguna enmienda orgánica en ejemplares adultos y en suelos pobres, esto además de aportar nutrientes ayudara a la asimilación del suelo de los abonos minerales, los abonos orgánicos siempre deben estar fríos, ya compostados, los ideales serian humus de lombriz o abono peletizados.

Como en los demás árboles frutales es recomendable el entresacado de frutos para ayudar a aumentar el tamaño y calidad de fruto, mejor menos frutos y de calidad  que muchos frutos de tamaño pequeño.

Dentro de los cuidados es importante saber reconocer y tratar las plagas más comunes, estas son la cochinilla algodonosa, la cochinilla negra, pulgones, podredumbre de raíces, actracnosis.

La poda y formación de los cítricos es muy importante para favorecer la fructificación, en los arboles recién plantados  es recomendable la poda de un tercio de las ramas principales cuando tienen un año. La época recomendable para realizar la poda es en primavera para evitar que tras realizar la poda y salgan brotes nuevos se dañen estos con las heladas. La poda ademas de formación debe realizarse también para eliminar ramas secas, dañadas o que se crucen entre si, ademas es recomendable retirar ramas de la zona central de la copa para favorecer la entrada de luz. Cuando formemos la copa del árbol se deben podar las ramas bajas que molesten o toquen el suelo.

Si tienes alguna duda sobre este tema o necesitas ayuda para los cítricos de tu jardín, no dudes en ponerte en contacto con los profesionales de Píntega Xardíns.